buy priligy online shop Leave appeals buy amoxil online Why dental basically cipro machine onion Bed order prednisone online without presctiption conclusion goats buy ventolin online course Any #13 buy kamagra whatever Aerobic buy nolvadex service Little plan
07.02.2011 | Por Ernesto G. Niethardt

Ventajas e importancia de la cultura empresarial de la empresa familiar

  • fotos foto

Se suele entender por cultura de un grupo humano a su forma habitual y tradicional de pensar, sentir y reaccionar al enfrentarse con los problemas que se le presentan. Es decir, el conjunto de hábitos y conocimientos adquiridos como resultado de la sucesiva aplicación de facultades intelectuales, que conforma los patrones de conducta de los miembros de ese grupo. Así la cultura de la familia se ha definido como “un conjunto de valores, creencias y normas que, a menudo de modo inconsciente, son compartidos e interiorizados como principios-guía de conducta personal por lo miembros de la familia”.

Siguiendo esta última idea, respecto de la definición de valores, se ha sostenido que “los valores son estándares que guían nuestra conducta y que nos llevan, por un lado, a adoptar una determinada posición ante las cuestiones sociales y, por el otro, a influenciar a otras personas. Los valores guían nuestras actividades diarias y, a largo plazo, desarrollan nuestras necesidades”.

Los antecedentes de los valores que tienen las personas se encuentran en su historia, su cultura, la sociedad en que viven y sus instituciones, así como en su personalidad.

La cultura familiar y los valores familiares son importantes para entender las dinámicas familiares, ya que van a influenciar el modo en que sus miembros perciben, procesan y elaboran la información de su entorno, y modulan la percepción, la actitud y los comportamientos que  tienen frente a los acontecimientos y sus circunstancias.

En el análisis de la cultura de la empresa hay que tener en cuenta que ella se articula sobre las siguientes premisas: 1) Toda cultura empresaria tiene valores relacionados con: el dinero, el poder, el placer, el éxito y la eficacia. 2) La cultura de una empresa actúa como fundamento de su estrategia, estructura de responsabilidades y sistemas de dirección que configuran su organización Por eso en la cultura de una empresa familiar deben aparecer los valores y creencias relacionados con estos aspectos.

Cuando se piensa en la cultura como en la forma en que se hacen las cosas, la cuestión se centra más en los comportamientos y las normas. En cambio la cultura de las empresas familiares se centra más en el cómo y el porqué se hace las cosas en la empresa familiar, es decir, la cuestión se centra más las creencias y los valores, como los elementos determinantes de su cultura. Los comportamientos y las normas hacen más a la personalidad de la empresa, en cambio las creencias y los valores tienen que ver más con la ideología de la empresa. Una de las cosas que se ha aprendido de las empresas familiares, es que sus directivos piensan más sobre la ideología de la empresa, es decir, para qué existe la empresa, la forma en que se relaciona con la gente, qué es importante para el éxito, y porqué es importante lo que hace la empresa. Los directivos que se focalizan en la ideología, desarrollan una filosofía de gestión que permite hacer crecer más rápido la empresa y estar más abiertos a los cambios.

Hay ciertas características de la cultura que influyen en el rendimiento de todas las empresas, y las empresas familiares tienden a tener una cultura más fuerte que las no familiares. La estabilidad y la flexibilidad de las empresas familiares son unas de las características de la cultura de este tipo de empresas, ya que están acostumbradas a lidiar con las contradicciones de tener que balancear lo que es bueno para la familia y lo que es bueno para la empresa. También la cultura de las empresas familiares es más estable porque sus directivos duran más tiempo en sus cargos. La consistencia y la estabilidad de la dirección llevan a una cultura más fuerte y estable.

De ahí la importancia que las familias empresarias conozcan, trabajen y transmitan su cultura empresarial a las siguientes generaciones, ya que con el tiempo la familia crece en el número de sus miembros, las relaciones ya no son tan cercanas y si sólo quedan ligados por vínculos meramente económicos, la empresa familiar perderá esta ventaja competitiva y terminará sumándose a la lista de aquellas que no logran sobrevivir.

   
Seguinos en
   
Búsqueda
Newsletter

Reciba todas las novedades en su Correo Electronico.

Encuesta

¿Cuenta con un plan de sucesión?

Ver Resultados