buy priligy online shop Leave appeals buy amoxil online Why dental basically cipro machine onion Bed order prednisone online without presctiption conclusion goats buy ventolin online course Any #13 buy kamagra whatever Aerobic buy nolvadex service Little plan
08.02.2011 |

El rol de las esposas en la empresa familiar

  • fotos foto

Muchas esposas de fundadores suelen acompañar a sus maridos en el proceso de la sucesión, ayudándolos a planificar las actividades que van a desarrollar cuando abandonen sus responsabilidades en la empresa.

Aún después de la muerte de sus maridos, las esposas de los fundadores muchas veces continúan ejerciendo una influencia significativa en la toma de decisiones importantes de las empresas familiares. Generalmente son ellas las guardianas de la armonía familiar, actuando de mediadoras y árbitro de las disputas entre sus hijos. Por eso muchas veces la continuidad de las empresas familiares depende de sus capacidades, intuiciones y sabiduría.

Las esposas pueden trabajar en la empresa familiar como empleadas o directivas o pueden no tener ninguna función formalmente asignada. Su estatus en la empresa puede variar con la evolución del ciclo de vida de la familia y/o la empresa. Así la esposa puede haber comenzado como empleada en los comienzos de la empresa y luego haber pasado a otras funciones a medida que la familia y la empresa crecían. Sin tener en cuenta el título o la función que hayan podido desempeñar durante la evolución de la empresa, la esposa del fundador siempre juega un papel importante en la vida de la empresa familiar.

Dependiendo del tipo de relación que mantienen con su marido fundador, el conocimiento e interés en la empresa, y su compromiso con una visión que incluya la continuidad de la empresa en manos de la familia, las esposas pueden asumir distintas funciones, que Poza y  Messer distinguieron y denominaron:

1) la esposa celosa; 2) la consejera emocional; 3) la esposa socia; 4) la directora de recursos humanos; 5) la consultora y guardiana de valores; y 6) la agente libre.

La esposa celosa se da sobre todo en las empresas que se encuentran en la primera generación. Debido al elevado compromiso de tiempo y energía que el fundador le dedica a la empresa, se sienten algo olvidadas y por ello aparecen los celos, no sólo hacia su esposo sino también hacia la empresa que se ha convertido en una especia de “amante” de su marido. Perciben que el marido quiere más a la empresa y que prioriza todo lo que tiene que ver con ella.

La esposa consejera emocional es  aquella que juega un papel aglutinante de la familia. Es la que genera y distribuye el famoso “pegamento” que necesita la familia para mantenerse unida. Actúan como facilitadoras de la comunicación y mediadoras en los conflictos entre los miembros de la familia. Muchas veces son las responsables de iniciativas que promueven el conocimiento y la integración de la familia, tales como la creación del consejo de familia, la redacción de la historia familiar, las reuniones y vacaciones familiares, etc.

La esposa socia es aquella que es muy importante para la empresa, ya sea por su inversión económica o por el aporte de sus capacidades profesionales o técnicas. Algunas de estas esposas comienzan como socias en las primeras etapas de la empresa y luego pasan a desempeñar otros roles. Habitualmente son las descendientes directas de la familia propietaria de la empresa y fueron quienes designaron a su marido para que dirija la empresa que heredaron.

La esposa directora de recursos humanos es parecida a la esposa socia, siendo también muy importante para el funcionamiento de la empresa familiar. Sus capacidades técnicas o profesionales para gerenciar los recursos humanos, finanzas, marketing, etc. forman parte de la dirección de la empresa familiar, con la seguridad de que con ellas el interés familiar se encuentra asegurado. Actúan más como los empleados de mucha antigüedad y confianza y no como propietario; sin expectativas de participar con voz y voto en la decisiones de cuestiones ajenas al su área de responsabilidad.

La esposa consultora, si bien se parece a la consejera emocional, no se dedica a ser ese factor aglutinante de la familia, es más que una mediadora de los conflictos familiares, si bien ayuda a que los jóvenes de la familia conozcan el sentido que tiene la empresa y lo que ella significa para la familia. Generalmente no tiene ninguna función en la empresa. Su independencia y falta de atribuciones visibles en las cuestiones de la empresa, aumentan su influencia en los asuntos importantes que hacen a la empresa y la familia.

La esposa agente libre es aquella que, si bien conoce las cuestiones de la empresa familiar, muchas veces por haber trabajado en ella en sus comienzos, ha decidido desarrollar una actividad independiente de la misma. Su relación con la empresa es sólo ocasional y marginal. Si bien puede conocer lo que sucede en la empresa y estar disponible para algunas consultas sobre temas específicos, ella se dedica a otras actividades que nada tienen que ver con la empresa familiar, tales como una actividad profesional, empresarial, función pública o de beneficencia.

   
Seguinos en
   
Búsqueda
Newsletter

Reciba todas las novedades en su Correo Electronico.

Encuesta

¿Cuenta con un plan de sucesión?

Ver Resultados